Google construye un bloqueador de anuncios para enfrentar a rivales

Google construye un bloqueador de anuncios para enfrentar a rivales
Califica esta publicación

Google construye un bloqueador de anuncios

Según informes de los medios de comunicación, Google está considerando la posibilidad de construir un bloqueador de anuncios nativos en su navegador web, Chrome. El Wall Street Journal, que informó por primera vez las noticias el jueves, afirma que la nueva función estará disponible tanto en versiones para celulares como para computadoras de escritorio de Chrome. Se puede activar de forma predeterminada y filtrar los anuncios que se considera que proporcionan malas experiencias.

Según los informes, aún no está claro si el bloqueador de anuncios solo impedirá que los anuncios se consideren mal o que todos los anuncios se publiquen en la página web. El Wall Street Journal dice que Google estará listo para hacer un anuncio en las próximas semanas. En 2016, Google obtuvo 1,7 mil millones de anuncios que violaban sus políticas publicitarias, más del doble de la cantidad de anuncios negativos que publicó en 2015 según su propio informe Better Ads Report for 2016.

Podría ser extraño ver a Google, que depende tanto de los ingresos publicitarios digitales para dar un paso tan drástico. Teniendo en cuenta que Chrome representa casi el 53 por ciento del mercado total de navegadores a nivel mundial y que se estima que Google gane alrededor de USD 72,69 mil millones en ingresos publicitarios en 2017 (Fuente: eMarketer), parecería que el gigante de Internet podría dispararse en el pie. Sin embargo, esto podría resultar ser bastante un movimiento astuto.

🙌Destacados🎁  Google Voice Access permite editar documentos en Google Docs con la voz

Por un lado, el uso de bloqueador de anuncios ha sido consistentemente el aumento anual en todo el mundo. Según un informe de PageFair publicado en enero de 2017, el uso de bloqueadores de anuncios aumentó un 30 por ciento en 2016, con casi el 62 por ciento del uso de bloqueadores de anuncios visto en el móvil. Con los formatos de anuncio más populares en uso ahora ampliamente considerados intrusivos y poco interesantes, no es sorprendente por qué el uso de software de bloqueo de anuncios está subiendo. Tampoco es una sorpresa que los anunciantes se están ejecutando helter-skelter para encontrar una solución.

Google, al igual que la mayoría de los editores, nunca ha sido un gran fan de bloqueadores de anuncios y los ejecutivos de Google en el pasado han hablado en contra de software como Adblock. Sin embargo, darse cuenta de la creciente influencia que estos softwares están ganando, no detuvo a Google de pagar Adblock a la lista blanca de los anuncios que potencia, un modelo de negocio utilizado por Adblock que sí ha sido objeto de algunas críticas.

Sin embargo, ahora con su propio software nativo, Google tendrá completa decir en qué anuncios permite. Además, con Chrome siendo el navegador dominante en el mundo, la gran mayoría de los usuarios no tendrían que ir a software de terceros, reduciendo así la dependencia de Google en dicho software.

Para ser justos con Google, ha estado tomando medidas para limitar los anuncios. Dice que tomó dos pasos importantes el año pasado; Ampliando sus políticas para proteger mejor a los usuarios de ofertas engañosas y depredadoras y reforzando su tecnología para localizar y deshabilitar anuncios malos aún más rápido.

🙌Destacados🎁  Symantec y Norton con vulnerabilidades

Esto queda por verse con los informes que indican que Google podría desechar la idea misma. Pero si lo hace adelante, entonces creará una onda bastante significativa en la industria de la publicidad digital, aunque podría obligar a los editores y anunciantes a crear anuncios de mejor calidad y cumplir más estrictamente con los estándares de la industria. Esto es beneficioso tanto para el anunciante como para el público.

El Wall Street Journal dice que los tipos de anuncios inaceptables serían los definidos por el organismo de la industria, Coalition for Better Ads, que enumera anuncios de reproducción automática con sonido, pop-ups, etc. como aquellos que “caen bajo un umbral de aceptación por el consumidor”. Según la coalición, un total de seis experiencias de anuncios web de escritorio y 12 experiencias de anuncios web para móviles pertenecen a esta categoría.

Pero, ¿qué impedirá que Google bloquee los anuncios que no están impulsados ​​por él? O, cargando para permitir que estos anuncios pasen a través del filtro. A primera vista, parece dar más poder al ya formidable gigante, pero no parece probable que Google intente poner en peligro su posición, así como la delicada posición en la que se encuentra la publicidad digital al intentar tales medidas. Pero si Google implementa sus propios estándares de “listas blancas”, independientemente de los organismos de la industria, podría conducir a una mayor confusión sobre qué estándares cumplir.

Fuentes

Add a Comment