Saltar al contenido

La radiación infrarroja puede mejorar el sabor del whiskey

whiskey-radiacion-infrarroja
La radiación infrarroja puede mejorar el sabor del whiskey
Califica esta publicación

Solo tienes que usar longitud apropiada de ondas.

Por muchos años la destilería Buffalo Trace ha estado realizando variaciones experimentales en el proceso de creación del borbón añejado, cambiando un parámetro de la producción a la vez para probar como afecta al whiskey final. Han alterado la proporción de granos destilados, el tipo de madera usada en los barriles, los tamaños de los barriles e incluso han comparado los barriles hechos con la mitad superior o inferior de un árbol.

La mayoría de los whiskies resultantes (los que no eran un fracaso total) fueron lanzados bajo la serie “Colección Experimental” de la destilería, permitiéndole a los nerds del borbón una oportunidad de probar estos experimentos científicos.

Esta semana Buffalo Trace lanzó su más reciente experimento: un borbón añejado en barriles que han sido disparados con luz infrarroja. Los barriles fueron hechos por Independent Stave Company en 2009, y el whiskey fue introducido en ellos y añejados por seis años y medio.

De acuerdo a declaración de prensa:

“Los barriles fueron divididos en dos grupos y sujetos a dos niveles diferentes de ondas de luces infrarrojas. El primer grupo de cuatro barriles se sometió a 15 minutos de frecuencias de ondas cortas y medianas a un 70% del poder. El segundo grupo de cuatro barriles fue sujeto a 30 minutos de frecuencias de ondas cortas y medianas a un 60% del poder. Los barriles luego se carbonizaron rápidamente (por 15 segundos), antes de finalmente ser llenados con el Bourbon Mash #1 de Buffalo Trace“.

Harlen Wheatley, el destilador maestro de Buffalo Trace, dice que la idea detrás del experimento era “solo ver si [al tostarse con luz infrarroja] podría capturar diferentes sabores en la carbonización, algo que sí hizo.”

La tecnología de tostado infrarrojo de los barriles es relativamente nueva, y es actualmente empleada para hacer barriles de vino. “Esta tecnología de tostado permite un tostado de precisión y control de la temperatura mientras que se imparte cero humo desde la fuente de calor,” dice Brad Boswell, presidente de Independent Stave.

El destilador Wheatley dice que aunque su objetivo no era un atajo para que el bourbon se añejara en menos tiempo, “parecían estar más delante de lo normal en el ciclo de añejado y con un carácter más leñoso para mí. Algunos de los miembros del panel de pruebas dijeron que había más sabor o complejidad en general. A cada cual con sus gustos.”

Via-geekpunto